denticionQué es y en qué consiste la dentición infantil

La dentición es el proceso mediante el cual tiene lugar el crecimiento de los dientes a través de las encías en los bebés y niños pequeños.

Los dientes comienzan a desarrollarse durante el estado embrionario del bebé, pero no hacen erupción (se hacen visibles) hasta la infancia. El comienzo de la dentición varía de unos niños a otros, pero generalmente empieza entre los 6 y los 8 meses de edad. Por otro lado, es normal que algunos niños no muestren ningún diente hasta después de cumplir los 8 meses.

En cualquier caso, a los 30 meses de edad todos los dientes temporales, también llamados dientes de leche o dientes primarios, deben estar desarrollados. Así, la gran mayoría de los niños tendrán sus 20 dientes de leche al completo a la edad de 3 años.

denticion dientes

Los dientes de bebé serán reemplazados de forma gradual por los dientes permanentes. Ese proceso, que se denomina exfoliación dental o dentaria, suele comenzar entorno a los 6 años de edad con la pérdida del primer diente de leche. Durante la exfoliación tiene lugar la absorción de la raíz del diente de leche, promovida por el diente permanente que la empuja desde abajo.

El reemplazo de los primeros dientes en su totalidad puede tardar en completarse hasta 6 años, por lo que durante un largo periodo los niños tendrán una dentición mixta, formada por dientes permanentes y temporales. En cualquier caso, el proceso de dentición generalmente ya habrá acabado a los 12 años de edad.

Primeros dientes
Los primeros dientes en salir suelen ser los dos dientes frontales inferiores (incisivos inferiores), seguidos por los dos dientes frontales de la encía superior (incisivos superiores) entre 4 y 8 semanas después. Tras estos empiezan a parecer el resto de incisivos, los molares superiores e inferiores, los caninos o colmillos, y, finalmente, los molares laterales inferiores y superiores.

El proceso de dentición en bebés puede estar asociado a algunos signos de malestar o molestias e incluso dolor. Así, con la salida de los primeros dientes es común que los niños manifiesten los siguientes signos:

  • Irritabilidad
  • Rechazo a la comida
  • Necesidad de morder o masticar constantemente
  • Sobreproducción de saliva, lo que lleva a un babeo continuado
  • Alteración de los patrones de sueño
  • Inflamación y sensibilidad en las encías

    Cuando un niño está febril durante el proceso de dentición a menudo se piensa que es debido a la salida de los dientes, sin embargo, esto no es cierto. La dentición no causa fiebre, ni tampoco diarrea.


    Cómo aliviar las molestias de la dentición
    Aunque no todos los bebés o niños experimentan molestias durante la dentición infantil, muchos de ellos pueden sufrir malestar durante el proceso. Entre estos, el grado de molestia o dolor puede variar desde leve hasta intenso.

    Existen diversas formas en las que podemos ayudar a nuestro bebé a sobrellevar los dolores de la dentición y las molestias secundarias derivadas de la misma. Algunos consejos que podemos poner en práctica son:

    1. Si bien la sobreproducción de saliva per se no es un gran problema, la presencia continuada de babas en la cara del bebe puede causar el desarrollo de sarpullido. Para evitarlo, hemos de limpiar las babas con frecuencia.

    2. Una de las mejores soluciones para paliar las molestias es proporcionarle al bebé algo que pueda masticar y morder, ya que esto le causará un alivio importante del dolor en las encías. Si el objeto está frío, el alivio será aún mayor ya que, durante la dentición infantil, la temperatura de las encías aumenta. Proporcionándoles algo frío disminuirá la sensación de quemazón o presión que sienten. Es importante evitar darle mordedores llenos de líquido así como cualquier objeto que pueda romperse o cosas punzantes que puedan dañar sus encías.

    3. Si aparecen signos de rechazo a la comida y desgana, convendrá alimentar al niño con comidas blandas y frías ya que facilitará la deglución y aliviará el dolor.

    4. También podemos frotar con suavidad las encías del bebé utilizando un paño húmedo y frío. Podemos poner el paño o un trozo de tela húmedo en el congelador durante tiempo corto, y aplicarlo posteriormente a las encías hinchadas y doloridas.

    denticion bebe

    ¿Porqué los collares de lactancia y otros productos de MamiChic son convenientes para minimizar las molestias de la dentición?

    Los productos diseñados por MamiChic son bonitos y elegantes pero, más allá de la moda y la belleza personal, tienen un objetivo más importante: calmar las molestias y ayudar a los niños durante la dentición infantil.

    Todos los productos están fabricados a partir de silicona alimentaria antibacteriana. Este material, aprobado por las agencias internacionales más exigentes, es 100% seguro para los bebés ya que no contiene ningún componente nocivo. Por tanto, están específicamente diseñados para que los niños puedan llevárselos a la boca, morderlos, tocarlos o chuperretearlos.

    collares lactancia dolor de dientes

    Por otro lado, el tipo de silicona utilizada por MamiChic no sólo es segura sino que también es ideal para que los niños la muerdan y mastiquen, puesto que es blanda pero lo suficientemente rígida para ayudarles a aliviar la presión de las encías inflamadas.

    Como explicábamos anteriormente, dado que las encías se inflaman y aumentan su temperatura durante la dentición, el frío contribuye a calmar el dolor y las molestias. Por tanto, otra característica importante de los collares de lactancia de Mamichic es que pueden introducirse en la nevera para enfriarlos y proporcionar un alivio aún mayor a nuestro bebé.

    Customer Reviews (0 comentarios)

    Dejar un comentario