No hace falta ser mamá para saber que los bebés adoran cualquier tipo de joya. Collares, pulseras, relojes, pendientes…todos ellos llaman la atención de los más pequeños y, cuando los llevamos en brazos, a menudo se convierten en su único objetivo y entretenimiento.

Los colores y formas llamativas de esos complementos hacen que cualquier bebé quiera cogerlos y tocarlos, lo cual, en cierta manera, además de entretenerlos, contribuye a mejorar su coordinación y motricidad. Hasta aquí, todo bien.

El problema surge, especialmente, cuando nuestro hijo o hija comienza a adentrarse en el proceso de dentición. A partir de ese momento, para ellos cualquier objeto es susceptible de ser mordido, en un intento por aliviar el dolor que produce la salida de los dientes. Además, como para ese entonces cuentan con una coordinación muy mejorada, no les cuesta ningún esfuerzo llevarse cosas a la boca con éxito.

Entre esas cosas se incluyen los complementos y accesorios de la mamá o de cualquier otra persona que lo lleve en brazos ya que, además de llamar su atención, están a su alcance constantemente.

Más allá de que el collar o pulsera pueda estropearse con los mordiscos del bebé, hemos de ser conscientes de que dichos elementos no están preparados para que se los niños lleven a la boca. Las piezas pequeñas susceptibles de desprenderse, los bordes o estructuras puntiagudas o afiladas, o simplemente los materiales utilizados, pueden suponer un riesgo para el niño. Desde ingerir una cuenta que se suelta con sus mordiscos, hasta lastimarse las encías por tratarse de un material demasiado duro.

Por ello, el collar de silicona se presenta como la mejor opción para la seguridad del bebé, para aliviar los dolores de la dentición, y para que la mamá pueda ir coqueta siempre que quiera sin tener que preocuparse por nada.

Este tipo de collar está pensado precisamente para que los bebés puedan tocarlos, morderlos y estrujarlos siempre que quieran. Eso sí, hemos de asegurarnos de que la silicona utilizada es de calidad y apta para que los niños se lo lleven a la boca.

En Mamichic puedes conseguir un collar de silicona que cumple con ese requisito tan importante. Concretamente, todos los productos de Mamichic están elaborados con silicona alimentaria antibacteriana, que es 100% segura para el bebé, ya que no contiene ningún componente potencialmente perjudicial.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario