La dentición, el proceso mediante el cual salen los primeros dientes del bebé, puede ser una etapa frustrante para los bebés (y para sus padres). Prácticamente todos los niños sufren alguna molestia durante este proceso, que comienza entre los 6 y los 8 meses de edad. Sin embargo, los síntomas que experimenta el bebé pueden ser desde leves molestias hasta un dolor bastante intenso y continuado.

Como las encías se inflaman, los niños sienten mucha presión en las mismas, por ello tienden a morder todo lo que se van encontrando a su paso, en un intento por aliviar esa sensación de hinchazón. Generalmente, para evitar que muerdan objetos potencialmente dañinos o que puedan estar sucios, se les proporciona a los bebés los clásicos mordedores. Sin embargo, todo evoluciona y van apareciendo nuevos productos más prácticos, seguros, útiles y/o más eficientes.

El collar mordedor es un invento extraordinario que ha desplazado notablemente a los mordedores tradicionales en muchos aspectos. Este innovador producto cuenta con numerosas ventajas que han disparado su popularidad.

En primer lugar, el material de fabricación es completamente seguro para los bebés. Se trata de silicona alimentaria antibacteriana, indicada para el uso en bebés y niños y aprobada por las agencias internacionales más exigentes. Por otro lado, sus propiedades físicas convierten esta silicona en el material idóneo para calmar los dolores y molestias de la dentición, ya que tiene la consistencia perfecta para que los bebés la muerdan y sientan alivio de la presión causada por las encías hinchadas.

En segundo lugar, el collar mordedor es mucho más higiénico y práctico que los mordedores clásicos. Al llevarlo la mamá colgado, evitamos que el niño lo arrastre o apoye en el suelo u otras superficies sucia como ocurre con los mordedores tradicionales. Además, los collares moredores de Mamichic se lavan fácilmente en el lavavajillas sin perder lustre, por lo que estará siempre muy limpio.  Por otro lado, estará siempre al alcance del niño cuando esté en brazos de su madre o mientras está siendo amamantado.

Es más práctico que los mordedores clásicos porque nos ahorra tener que cargar a todas partes con un artículo extra y nos permite, a la vez, ponernos guapas he ir complementadas.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario