La dentición temporal, también conocida como los dientes de leche, consta de un total de 20 piezas, 10 en el maxilar superior y otros 10 en el inferior. Poco a poco estos dientes temporales serán reemplazados por la dentición definitiva, proceso que culmina en torno a los tres años y que da lugar a un total de 32 piezas dentales.

Sin embargo, en algunas ocasiones nos podemos encontrar que nuestro hijo o hija tiene dientes de más o de menos, ya sea en la dentición temporal o en la definitiva.

Algunas de estas alteraciones numéricas de la dentición son bastante frecuentes, mientras que otras, generalmente las más radicales, son afortunadamente muy raras.

Del mismo modo, puede ocurrir que nuestros hijos tengan todas las piezas dentales necesarias pero que algunos de sus dientes presenten un tamaño anormal.

A continuación os contamos cuáles son estas alteraciones de la dentición, así como algunas características básicas sobre ellas.

 

Alteraciones en la dentición: número y tamaño anormales

Anodoncia o hipodoncia

Esta alteración se corresponde con anomalías en el número de piezas dentales. La anodoncia puede ser total, en cuyo caso todos los dientes están ausentes, o parcial, en la que faltan uno o más dientes, pero nunca todos ellos.

La anodoncia total puede aparecer tanto en la dentición temporal de los niños como en la dentición permanente. Afortunadamente se trata de una alteración de la dentición muy rara con una tasa de ocurrencia muy baja.

La anodoncia parcial o hipodoncia es, sin embargo, un trastorno común y suele afectar con mayor frecuencia a los terceros molares, los incisivos laterales superiores o a los segundos premolares inferiores.

La ausencia de un diente durante la dentición temporal conlleva la ausencia de ese diente también en la dentición definitiva. Por el contrario, la presencia de todos los dientes de leche no asegura la aparición de todas las piezas dentales definitivas.

Hiperdoncia

La hiperdoncia, al igual que la anodoncia, es una alteración que afecta al número de piezas dentales. Sin embargo, en este caso se trata de justamente lo contrario, la existencia de dientes extra. Esta alteración, a la que también podemos referirnos como dientes supernumerarios, puede tener lugar tanto en la dentición temporal como en la permanente.

Aunque puede afectar a diferentes piezas dentales, la hiperdoncia se presenta con mayor frecuencia en dientes del maxilar superior. Concretamente en la dentición temporal suele afectar en mayor medida a los incisivos laterales superiores.

Los dientes extra pueden tener la forma normal del diente correspondiente o, por el contrario, pueden presentar una forma anómala o rudimentaria.

Microdoncia y macrodoncia

Como comentábamos al inicio, durante todo el proceso de dentición no sólo puede verse alterado el número de dientes, sino también el tamaño de los mismos.
Así, tanto la microdoncia como la macrodoncia dan lugar a la aparición de dientes con un tamaño anormal. En el caso de la microdoncia se trata de dientes más pequeños de lo normal, mientras que la macrodoncia da lugar a dientes con un tamaño superior al esperado. Estas alteraciones de la dentición son más comunes en la dentición definitiva.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario