La silicona alimentaria se utiliza con frecuencia en la fabricación de moldes para alimentos que comienzan como líquidos y solidifican. No es tóxica, no mancha y es muy segura para que la muerda el bebé. Este material también puede ser expuesto a bajas temperaturas en el refrigerador y mantiene su forma sin deteriorar su superficie.

 

A diferencia de otros collares de plástico, que cuentan con materiales tóxicos y se dañan fácilmente, los collares de silicona alimentaria de Mamichic, cuentan con sellos de calidad internacionales que acreditan su inocuidad: están libres de BPA, Ftalatos, Cadmio, metales pesados, PVC, presentes en muchos otros objetos cotidianos que nos rodean.

 

Nuestros collares de lactancia son elaborados con silicona alimentaria antibacteriana, que es 100% segura para el bebé, sin ningún componente perjudicial y sin lastimar sus encías aliviando el dolor causado por la dentición.

 

La silicona alimentaria, presente en nuestros collares es un material que también se utiliza en la fabricación de biberones, chupetes y mordedores, por eso es el mejor material a usar al momento de crear objetos que tu bebé llevará a su boquita. Estas siliconas son muy fáciles de limpiar y desinfectar y no implican ningún riesgo para los pequeños.

 

Nuestros collares cumplen con toda la normativa referente a los productos destinados a bebés por lo que puedes contar con la certeza absoluta de que tus pequeños no están expuestos a ningún producto tóxico.

 

En Mamichic te ofrecemos collares de silicona alimentaria para lactancia, así como mordedores de la mejor calidad y con diseños que te encantarán para que lo disfrutes de forma segura y chic con tu bebé.

 

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario