Cuando se produce un embarazo, el cuerpo de la mujer enseguida empieza a prepararse para ese camino que culminará con el nacimiento de su bebé.

Esa preparación, tanto para contribuir al desarrollo del feto como para permitir que éste pueda acomodarse en el cuerpo de la mujer, da lugar a cambios de distinta naturaleza.

Así, durante la gestación el cuerpo femenino debe cambiar sus mecanismos fisiológicos y homeostáticos, así como generar el cóctel hormonal adecuado para el buen desarrollo del embarazo.

Algunos cambios que experimentamos durante el embarazo

Sistema endocrino: las hormonas

Durante el embarazo, las mujeres experimentan numerosos ajustes en su sistema endocrino,aumentando la producción de unas hormonas y disminuyendo o inhibiendo la de otras hasta formar el cóctel hormonal necesario, que además va cambiando a lo largo de las diferentes etapas del embarazo.

Estos cambios son, además, uno de los más evidentes en el plano emocional, pues en las primeras etapas del embarazo muchas mujeres se encuentran más sensibles, revolucionadas o, en definitiva, más emocionales debido a los cambios hormonales que están sufriendo.

El útero

Uno de los mayores o más drásticos cambios que tiene lugar en el cuerpo de la mujer embarazada es el que ocurre en el útero, encargado de albergar el feto en desarrollo y preparado para soportar los grandes cambios en peso y tamaño que alcanza un bebé al final de la gestación.

De sus 6-9 centímetros, el útero aumenta su tamaño unas 5 veces, superando los 30 centímetros. En cuanto a su peso, mientras que en la mujer no embarazada el útero pesa aproximadamente 100 gramos, durante el embarazo alcanza un kilogramo de peso e incluso más.

Cambios cardiovasculares

Llevar un bebé en desarrollo en el vientre materno supone al cuerpo femenino tener que encargarse de una mayor irrigación y flujo sanguíneo. Por eso, durante el embarazo, el volumen de sangre en la mujer aumenta lenta y progresivamente en un 40-50%. Esto a su vez conlleva cambios en el ritmo cardíaco, que se incrementa en unas 15 pulsaciones por minuto el ritmo normal.

Muchos otros cambios

Además de los cambios mencionados, durante el embarazo la mujer experimenta cambios metabólicos, en la composición y características de su sangre, en el tamaño de los senos, la fisiología respiratoria, el peso corporal y muchos otros.

Sin duda, el embarazo supone una revolución general para nuestro cuerpo. Eso sí, la revolución con el final más bonito del mundo.  

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario