Con la salida de los primeros dientes llega la preocupación por la salud de su boca y la necesidad de inculcar a nuestros hijos hábitos de higiene bucodental.

Los niños pequeños, con dientes temporales, no están exentos de sufrir caries y otros problemas asociados con la limpieza insuficiente o inadecuada de su dentadura.

Pero, ¿qué podemos hacer los padres para cuidar sus dientes? ¿cómo es posible enseñar hábitos y rutinas de higiene dental a niños tan pequeños?

Vamos a verlo. A continuación te exponemos de forma directa algunas directrices que debes seguir para proporcionar a tus hijos una buena higiene dental y, a la vez, conseguir que continúen con ella por sí solos en el futuro.

Cuidar los dientes en bebés y niños pequeños

1- Hemos de enseñar a nuestros hijos a cepillarse los dientes desde pequeños. Inicialmente podemos involucrarlo haciendo que todo parezca un juego, no una rutina pesada y obligatoria.

2- Por su seguridad y para procurarles una limpieza adecuada de los dientes, debemos ayudar a cepillarse los dientes a nuestro hijo o hija hasta que sea capaz de hacerlo correctamente y por sí mismo/a. Normalmente pueden cepillarse los dientes de forma autónoma a los 6 o 7 años de edad.

3- Al igual que en adultos, debemos inculcarles el hábito de cepillarse los dientes después de las comidas principales, especialmente por la noche, antes de irse a la cama.

4- Es importante utilizar pasta dentífrica infantil adecuada a la edad del bebé o niño, no solo por su seguridad sino porque también facilitará el proceso de aprendizaje. Las pastas de dientes infantiles tienen sabores agradables que hacen que los niños no se vuelvan reacios debido al picor o sabor fuerte de las pastas utilizadas por adultos.

5- También es importante emplear un cepillo de dientes adecuado para la edad del niño o niña. No solo son de menor tamaño, sino que también tienen cerdas suaves y adecuadas para ellos.

6- Debemos visitar al dentista regularmente para asegurarnos de que todo va bien. Si acostumbramos al niño a ver al dentista desde edades tempranas estaremos contribuyendo, además, a evitar que le coja miedo, algo muy frecuente en niños e incluso adultos.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario