Ser padres es una experiencia única y está llena de muchas etapas, cada una es especial por el hecho de compartir un detalle con tu hijo, como por ejemplo, estar junto a él cuando se ríe, en sus primeros pasos, en su alimentación, cambiando un pañal y hasta en el nacimiento de sus dientes, esos son momentos que no se repetirán.

Para el niño es importante el tiempo de calidad y en sus primeros meses compartir con sus padres es lo más importante para que aprenda a reconocerlos por su voz, olor y aspecto. Pero no se deben centrar solo en las actividades diarias que realizan junto al niño, también es significativo darle un tiempo de recreación y diversión junto a sus padres.

Los juegos para bebés tienen el objetivo de estimular el tacto, el oído y la vista. En teoría, los niños solo pueden ver a una distancia máxima de 35 cm por lo que al mostrarle algún objeto debemos cerciorarnos de que lo puedan observar. Dentro de los aspectos a tener en cuenta sobre el objeto, entre ellos los colores de los juguetes deben ser simples para que los puedan enfocar, se debe mover los juguetes de forma lenta y suave delante de él para que perciba todas sus características

Después de un mes se puede emplear otros juegos como hacer burbujas frente a él para que logre seguirlas con la mirada para estimular su sentido de querer alcanzarlas. El bebé ha crecido y se puede jugar a “¿Dónde está mamá?” donde la madre se cubre el rostro con sus manos y al preguntar por dónde esta mamá procede a descubrirse, esto causará un sentido de asombro para el bebé.

Utilizar juguetes con texturas y sonido para llamar su atención, cantarle canciones, contarle y mostrarle cuentos llenos de imágenes, las maracas y las pelotas llama mucho su atención. Juega con ellos a dar vueltas, eso los ayudará a que aprendan a darla por ellos mismos. Haz del momento de entretenimiento de tu bebé un momento de aprendizaje.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario