Durante el primer mes de vida las deposiciones de un bebé experimentan cambios notables tanto en su aspecto como en su frecuencia. Si no tenemos información sobre esos cambios es posible que nos preocupemos, pues el aspecto a veces puede parecernos poco saludable y la frecuencia poco corriente.

Vale, a nadie le gusta hablar de cacas, pero a veces es necesario. Por eso, a continuación dejamos algunos detalles sobre la evolución de las deposiciones de un bebé durante su primer mes de vida, para que te sirva de guía si estás a punto de darle la bienvenida a un nuevo miembro de tu familia.

El aspecto de las cacas de un bebé lactante durante el primer mes

En su primer día tras su nacimiento un bebé hace caca una vez y sus heces tienen el que probablemente sea el aspecto más peculiar de todos: negra y de consistencia bastante pegajosa.

En los siguientes días sus caquitas ya serán de otro color, concretamente verdoso, más intenso al principio y más claro conforme avanzan las deposiciones. En estos días un bebé por lo general hace caca entre 2 y 3 veces al día.

Posteriormente, en su cuarto y quinto día de vida, es probable que las heces del bebé vayan evolucionando del color verdoso anterior hacia un color más amarillento. En estos días también aumenta algo la frecuencia, haciendo caca entre 4 y 5 veces al día.

A partir de la primera semana de vida y hasta cumplir el primer mes de edad la frecuencia con la que hace caca se estabiliza, siendo frecuentemente de una vez por cada toma. En cuanto al aspecto, generalmente son heces bastante líquidas y de color amarillo o marrón-verdoso; sin embargo, el color es bastante variable, por lo que no hemos de darle demasiada importancia.

A partir del primer mes de edad y hasta que cumpla los seis meses la frecuencia de las deposiciones varía mucho de un bebé a otro. Mientras que algunos niños hacen caca al menos una vez al día, otros puede que no hagan caca a diario. El color también es bastante variable, aunque muchas veces se mueve entre amarillo-verdoso-marrón.

En cuanto a la consistencia, a partir del primer mes las deposiciones son blandas, pero ya dejan de ser líquidas como ocurre durante el primer mes.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario