El fin de la baja de maternidad y el momento de la reincorporación al trabajo es un momento crucial para muchas mamás que alimentan a sus bebés a través de la lactancia materna.

De hecho, muchas mujeres ven ese momento como el fin inminente de su periodo de lactancia y están convencidas de que no queda otra que suspenderla.

Sin embargo, aunque es verdad que la reincorporación al mundo laboral es una dificultad añadida a la lactancia materna, no siempre tiene que suponer el fin de la misma.

Es cierto que no todas las madres ni en todos los trabajos se tienen las mismas posibilidades para mantener la lactancia materna, pero sí hay algunas estrategias que podemos intentar poner en práctica para prolongar la lactancia todo lo que podamos o queramos.

Algunas estrategias para intentar conciliar lactancia y trabajo

- Reducción de jornada o excedencia: podemos solicitar en nuestro puesto de trabajo una reducción de jornada e incluso una excedencia para prolongar la lactancia materna algunos meses. La parte negativa es que también tendremos que asumir la reducción de nuestro salario, en el caso de la jornada reducida, o la ausencia de remuneración si nos decantamos por la excedencia.

- Extraer y almacenar la leche materna: podemos combinar durante algún tiempo las tomas de pecho directas con biberones de leche materna previamente extraída con sacaleches.

- Apurar las tomas: aunque depende de nuestra jornada laboral, podemos intentar prolongar la lactancia materna ofreciéndole el pecho a nuestro bebé justo antes de salir de casa para trabajar y tan pronto como lleguemos a casa. De esta forma puede que nuestro hijo o hija solo requiera un par te tomas con biberón (o alimentos complementarios si tiene edad para ello) mientras estamos fuera de casa.

- Salir del trabajo para las tomas: aunque es una opción, desafortunadamente la mayoría de las mujeres no pueden optar por esta opción, bien porque no pueden ausentarse de su puesto o bien porque trabajan demasiado lejos de casa. No obstante, si en tu caso tu lugar de trabajo y tu casa están cerca y tu puesto te permite ausentarte por breves periodos, podrías hacerlo. Si no puedes o no quieres desplazarte hasta casa, la persona encargada de cuidar a tu bebé también podría acercarlo hasta tu puesto de trabajo.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario