Aunque es importante inculcar a nuestros hijos desde muy pequeños un hábito de higiene bucodental, ese hábito debe estar adaptado a su edad, e ir evolucionando a medida que el niño o niña va creciendo.

Un aspecto importante de la higiene bucodental en los niños es que siempre debe utilizarse un dentífrico adecuado a su edad.

Cuando se trata de niños pequeños, éstos aún no son capaces de escupir ni enjuagarse la boca correctamente tras el cepillado. En su lugar, lo más normal es que el niño acabe por tragarse la pasta de dientes.

Los dentífricos que utilizamos los adultos, además de tener sabores demasiado fuertes, no son aptos para ser ingeridos, pudiendo tener efectos nocivos en los niños.

Por ello, las pastas de dientes con fórmulas específicas para niños son las que siempre debemos utilizar, pues son totalmente inocuas si el niño o la niña las ingiere.

Estas pastas de dientes, además, suelen tener un sabor agradable, lo cual contribuye a que el niño no rechace o coja manía al cepillado por experimentar un mal sabor o incluso escozor si se tratase de una pasta de dientes demasiado fuerte, para adultos.

Por otro lado, los dentífricos infantiles presentan una baja concentración de flúor ya que, aunque este componente es importante para la protección de los dientes frente a las caries, no es recomendable en altas concentraciones para los más pequeños.

En el mercado podemos encontrar todo tipo de pastas de dientes, para diferentes edades, de diferentes sabores, colores y también con ligeras variaciones en sus componentes.

Si tenemos dudas sobre qué pasta concreta utilizar para cepillarle los dientes a nuestro hijo o hija, lo mejor siempre será consultarlo con nuestro pediatra o dentista, quienes nos asesorarán adecuadamente.

Es importante recordar que, además de una pasta de dientes adecuada, también hemos de utilizar un cepillo de cerdas suaves, idealmente uno específicamente diseñado para niños.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario