Los 9 meses más esperado para recibir al niño que tanto han deseado, ya en casa toda la familia se alegra y comienzan a comentar acerca de lo mejor para el niño, la madre se preocupa porque es la primera semana de la alimentación de pecho de su niño y teme que el niño pueda salir alérgico a la leche materna o rechacé el pecho, porque quiere evitar la leche de fórmula, la familia le recomienda ir al pediatra para que aclare sus dudas.

La semana siguiente los padres y el niño visitan al pediatra exponen sus inquietudes acerca de la alimentación del bebé, el pediatra explica que es normal el rechazo y que estos es un proceso que poco a poco se debe realizar, ya que el niño por la necesidad de alimentarse, sentir el calor de la madre y el instinto se adaptara. El padre también dice que el rechazo de niño a la leche materna pueda ser porque sea alérgico y a su vez el pediatra le dice que la única manera de saberlo es alimentando al niño con la misma.

El pediatra les explica a los padres que la leche materna debe ser el alimento durante los primeros 6 meses y le explica la importancia de está para el niño, les indica que la leche materna es ideal para el bebé durante su etapa de crecimiento porque le provee de todas los minerales, agua, proteínas y vitaminas que necesita el infante para obtener un desarrollo correcto.

 

Les aclara a los padres que el niño no necesita ningún otro alimento porque la leche materna lo protege de enfermedades infecciosas, es fácil de digerir para su pequeño estómago, no le causa alergias, les genera una conexión especial para ambos, es una sustancia inteligente y dinámica porque sus componentes varían en un 30% con cada toma e incrementan los lípidos al culminar la toma para conseguir la saciedad del bebé.

Los padres al salir de la consulta quedaron convencidos de que la leche materna es la clave para el sano crecimiento del bebé, se propusieron llenarse de paciencia y dedicación por amor a su hijo en pro un saludable desarrollo.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario