La gran mayoría de los bebés presentan síntomas de malestar o molestias cuando comienza a tener lugar la salida de los primeros dientes.

Es frecuente que se sientan incómodos, lo que a su vez ocasiona que estén más irritables y quejumbrosos.

Otro síntoma relacionado con el proceso de dentición decidua es un mayor babeo. Esto hace que el bebé tenga la zona de los mofletes, la barbilla y el cuello húmeda, mojada; aunque tratemos de mantenerla seca y utilicemos baberos o bandanas, a veces es inevitable.

Esa humedad puede causar irritación o dar lugar a la aparición de un sarpullido, ya que la piel de los bebés es sensible y delicada. Obviamente esto solo contribuye a aumentar su malestar e incomodidad.

Por otro lado, la inflamación que se produce en las encías cuando un diente está apunto de aparecer, hace que los bebés necesiten morder o masticar de forma constante, para aliviar la presión que sienten.

El malestar y la propia inflamación muchas veces ocasionan que el bebé rechace la comida, especialmente si se trata de un alimento caliente, pues con la inflamación también aumenta la temperatura de las encías.

¿Cómo puedo ayudar a mi bebé a sobrellevar esas molestias causadas por la dentición?

Un collar de lactancia o mordedores de Mamichic previamente enfriado en la nevera contribuirá notablemente a disminuir las molestias de tu bebé. Por un lado, le permitirá satisfacer la necesidad de morder que siente debido a la presión causada por la inflamación; por otro lado, el hecho de que esté frío disminuirá la sensación de calor.

En las comidas, evita aquellas que estén demasiado calientes. Trata de que sean comidas a temperatura ambiente o incluso frías, que también le ayudarán a sentir alivio y, además, se las comerá con más facilidad.

Recuerda que no se debe aplicar o administrar ningún medicamento sin recomendación médica. Si crees que sus molestias son demasiado fuertes o persistentes, o si aparece fiebre, lo mejor es consultar con tu pediatra.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario