Tal y como su nombre sugiere, un parto instrumental es aquel en el que se recurre a instrumentos médicos para contribuir con o facilitar el nacimiento de un bebé.

Dichos instrumentos se emplean para disminuir la duración de la fase expulsiva, cuando la madre presenta muchas dificultades o algún problema médico que le impida continuar o llevar a cabo los pujos o cuando existe sufrimiento fetal.

Es decir, los partos instrumentales ocurren cuando existe riesgo para la madre y/o el hijo y es necesario acelerar el proceso.

¿Qué se utiliza en un parto instrumental?

Existen tres tipos de instrumentos que se pueden utilizar para ayudar a nacer a un bebé sin necesidad de recurrir a una cesárea. Dichos instrumentos médicos son los fórceps, las espátulas y las ventosas.

Los fórceps son como una especie de pinzas con extremos romos (recuerdan a las pinzas para ensalada, aunque son totalmente abiertas; es decir, “no forman cuchara”) que sujetan los laterales de la cabeza del bebé cuando éste se encuentra en la vagina.

Se emplean cuando la colocación de la cabeza del bebé no es la adecuada en el canal del parto, durante los últimos pasos del proceso, o cuando se trata de un bebé de gran tamaño que, aunque esté bien colocado, tenga dificultades para salir por sus dimensiones.

Los fórceps ayudan al bebé a girar la cabeza para encontrar la ubicación correcta y lo ayudan a salir completamente.

Las espátulas empleadas en los partos son parecidas a los fórceps, pero en este caso no se encuentran unidas a modo de tijera o pinza y digamos que “sí forman cuchara”; es decir, la parte de la espátula no es hueca como en los fórceps.

Con las espátulas básicamente se “hace palanca” para ayudar al bebé a salir. De nuevo, a diferencia de los fórceps, con las espátulas no se agarra la cabeza del bebé, solo se facilita que se deslice por sí mismo sin llegar a sujetarlo.

Por último, las ventosas son eso, ventosas. La ventosa utilizada en el parto se conecta a una bomba que hace vacío y que por tanto permite la succión.

Con cada contracción la ventosa se activa contribuyendo a la salida del bebé. Al igual que en el caso de las espátulas, y a diferencia de los fórceps, con la ventosa no se gira a voluntad la cabeza del bebé.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario