Cuando la recta final se acerca, toca ponerse manos a la obra con todos los preparativos para nuestra estancia en el hospital.

Por un lado, debemos preparar nuestras propias cosas, lo que necesitaremos nosotras como madre; y por otro, tendremos que preparar una mochilita para nuestro bebé.

Tras tener uno o varios hijos, las mamás son expertas en cuanto a detectar qué cosas necesitarán para su bebé en el hospital, pues ya tienen experiencia y sabrán de primera mano que les sobró o les faltó en ocasiones anteriores.

Sin embargo, para unos padres primerizos puede ser un poco quebradero de cabeza preparar esa primera mochila para el nuevo miembro de la familia. Es fácil quedarse corto o, por el contrario, llevarse la casa a cuestas por miedo a que nos falte algo.

Aquí van algunas orientaciones para que prepares tranquilamente las cosas que necesitarás para tu bebé inmediatamente tras su nacimiento, para que luego no tengas que molestarte en pedirle a alguien que te lo llevé y no eches nada en falta.

La estancia en el hospital tras el parto: la mochila de nuestro bebé

Lo primero es recomendarte que no esperes hasta el último minuto para preparar las cosas que necesitarás en el hospital cuando llegue el parto. Lo recomendable es preparar la mochilita del bebé durante el séptimo mes de embarazo, así si se adelantara no tendrías que preocuparte de prepararlo todo corriendo.

Entre las cosas que necesitarás para tu bebé tras su nacimiento se encuentran las prendas que utilizará durante la estancia en el hospital, y la ropita para el día que recibáis el alta.

Sería conveniente meter en la mochila 4 o 5 mudas para el hospital, entre las que te recomendamos incluir bodies de algodón, algún pelele, pantalones y alguna rebeca. También es conveniente llevarnos 3 o 4 calcetines (o patucos) y un gorrito de algodón.

Para la lactancia es conveniente meter en la mochila 4 o 5 baberos y/o gasas o muselinas. Además, no debemos olvidar llevarnos pañales para recién nacidos.

También podemos llevarnos un arrullo o mantita ligera para arropar a nuestro pequeño o pequeña.

Para el día que dejemos el hospital tendremos que llevarnos una muda de ropa, una manta acorde con la temporada del año en la que demos a luz y un capazo o silla de seguridad para el transporte hasta casa.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario