Para el gran momento, el día que demos a luz a nuestro bebé, tendremos que acudir al hospital preparadas.

No solo debemos preparar una mochilita para nuestro bebé, sino que también tendremos que preparar un bolso con cosas que necesitaremos nosotras durante el tiempo que permanezcamos en el hospital tras el nacimiento de nuestro hijo o hija.

Al igual que la mochila para nuestro bebé, es conveniente preparar nuestro bolso con algo de antelación por si el parto se adelantara.

Podríamos dividir las cosas que tenemos que llevarnos en cuatro categorías: documentación y papeleo, ropa, productos de higiene y enseres posparto.

Entre los documentos que debemos llevarnos con nosotras al hospital se incluyen el DNI, la cartilla de la seguridad social y los resultados de los últimos exámenes médicos de nuestro embarazo.

En el caso de la ropa en nuestro bolso deberíamos llevar prendas para nuestro ingreso y para el día que recibamos el alta. Una bata para abrigarnos, un par de camisones (preferiblemente abiertos por delante para amamantar con comodidad), braguitas de algodón (altas), calcetines y sujetadores de lactancia.

Tampoco deberíamos dejar de incluir unas zapatillas cómodas de estar por casa.

Entre lo que hemos llamado “enseres posparto” deberíamos incluir discos absorbentes de lactancia, una crema para los pezones (para evitar desde el principio la aparición de grietas) y compresas especiales para el posparto.

Entre los productos de higiene simplemente nos tocará meter en nuestro bolso para el hospital aquellas cosas que necesitamos regularmente para nuestro aseo personal: champú, gel, cepillo del pelo, cepillo de dientes y pasta, crema hidratante y cualquier otra cosa específica que podamos necesitar.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario