El plan de parto es un documento a través del cual la futura mamá puede dejar constancia por escrito y de manera oficial sobre sus preferencias, necesidades y expectativas en relación a su parto.

Entre toda la información que la futura mamá puede detallar en su plan de parto, hoy haremos referencia a tres aspectos en relación a las primeras etapas del parto: el periodo de dilatación en el que la mamá se encuentra en su habitación de hospital y el momento de ser trasladada a la sala de partos.

Preferencias durante la dilatación y el momento del parto

  • Monitorización y visitas de los profesionales médicos

Si el proceso de dilatación transcurre con normalidad y no se ha detectado ningún problema o complicación (o la posibilidad de que aparezcan) la madre puede prescindir voluntariamente de algunas pruebas y visitas médicas que no son estrictamente necesarias.

Este apartado lo que pretende es dar a la futura mamá la oportunidad de escoger su grado de intimidad en el hospital durante el periodo de dilatación.

Es decir, siempre y cuando las condiciones de la madre y el bebé lo permitan, la mujer podrá minimizar el trasiego de personal médico en su habitación mientras esté dilatando.

  • Libertad de posición y movimiento

      En esta sección de un plan de parto se pretende ofrecer a la futura mamá libertad a la hora de escoger la posición o posiciones más convenientes para ella durante la dilación.

      De esta forma si la mujer se siente más cómoda estando de pie, de cuclillas, a cuatro patas sobre la cama o sea como sea, tendrá libertad para adoptar esas posiciones sin tener que asumir obligatoriamente el tener que estar permanentemente sobre la camilla de su habitación durante la dilatación.

      • Acompañamiento en el momento del parto

      La mujer puede decidir y especificar quién la acompañará en el momento de su parto, ya sea el papá del bebé que está en camino o cualquier otra persona que la madre decida.

      La práctica totalidad de hospitales aceptan hoy en día que haya una persona en el paritorio acompañando a la mamá. En cualquier caso, nunca está demás asegurarnos preguntando en nuestro centro hospitalario, especialmente si quien nos va a acompañar en el parto no es el padre del bebé.

      Así nos podemos asegurar de que no habrá problemas y evitaremos sorpresas o disgustos llegado el momento.

      Customer Reviews (0 comentarios)

      Dejar un comentario