Los collares de lactancia de MamiChic son diseñados intentando proporcionar a las mamás un complemento bonito, elegante y cómodo.

Queremos que las mamás coquetas no tengan que renunciar a sus collares durante el periodo de lactancia ni durante los primeros años de vida de sus bebés, cuando se “pirran” por agarrar y morder cualquier cosa que llame su atención o, simplemente, todo aquello que tengan a su alcance.

Pero, más allá de la moda y la belleza personal de la mamá, nuestros collares de lactancia tienen un cometido más importante, el objetivo principal: disminuir las molestias de nuestros hijos durante la salida de sus primeros dientes y ayudarles a sobrellevar esta etapa tan importante de su desarrollo.  

Para ello, los collares de lactancia de MamiChic están fabricados a partir de silicona alimentaria antibacteriana, blandita para morder y agradable al tacto, para que puedan disfrutar al agarrarlo y al toquetearlo.

Los materiales empleados están aprobados por las agencias internacionales más exigentes, siendo 100 % seguro para los bebés, sin presencia de componentes nocivos ni estructuras potencialmente peligrosas.

En otras palabras, están específicamente diseñados para que nuestros hijos puedan llevárselos a la boca, morderlos, tocarlos o chuperretearlos sin poner en riesgo su salud ni su bienestar.

A la vez que son blanditos, nuestros collares tienen la rigidez suficiente para ayudar al niño o niña a aliviar la presión de las encías inflamadas y, además, mantener el buen aspecto y la durabilidad del producto.

Ya que el frío contribuye a reducir las molestias, pues al inflamarse las encías aumenta la sensación de calor, nuestros collares de lactancia son aptos para ser enfriados en la nevera. De esta forma, el bebé sentirá un mayor alivio al mordisquear un collar bien fresquito.

En definitiva, sí, los collares de lactancia de Mamichic son muy convenientes para ayudar a nuestros peques a sobrellevar la salida de sus primeros dientecitos.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario