Aquellas personas que nunca han sido madres o padres, o quienes no tengan bebés en su entorno próximo, pueden sorprenderse al caer en la cuenta de que los bebés de muy corta edad que se alimentan con lactancia materna no beben ni una gota de agua.

Muchas otras personas puede que estén al tanto de eso, pero es frecuente que nos surjan dudas sobre cuándo comienza un niño o niña a tomar agua o en qué momento hemos de empezar a ofrecérsela ¿a una edad determinada? ¿cuando deja de tomar leche materna? ¿cuando comienza con los alimentos sólidos? Hoy vamos a aclararlo para que nadie tenga dudas.

¿Beben agua los bebés que toman leche materna?

Los bebés menores de 6 meses que se alimentan exclusivamente de leche materna y que lo hacen a demanda no necesitan tomar agua ni otros líquidos. No importa que sea verano o haga calor, si cumple con esos requisitos (lactancia materna en exclusividad a demanda y menor de 6 meses de edad) no requiere tomar agua.

La toma de agua comienza a partir de los 6 meses, cuando comienza la alimentación complementaria; es decir, la toma de otros alimentos además de la leche materna. A medida que se va retirando la lactancia materna, que hasta entonces le proveía con la hidratación necesaria, el niño va requiriendo una toma creciente de agua.

Debemos empezar ofreciéndole agua al introducir los nuevos alimentos. Si durante su primer año seguimos la recomendación de dar el pecho antes de ofrecerle una papilla o un puré, el niño probablemente rechazará el agua, pues no la necesitará. De todas maneras, tendremos que ofrecérsela de vez en cuando.

Conforme el niño va creciendo y va ingiriendo alimentos sólidos en cantidades mayores (lo que coincide con la disminución de la lactancia materna si no la hemos interrumpido antes) irá aceptando el agua ofrecida y bebiendo más cantidad.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario