Como todos los padres y madres experimentados saben, y los primerizos están a punto de descubrir, la época durante a la que nuestros bebés les salen los dientes es una época de muchas molestias y frustraciones para ellos. En la mayor parte de los bebés los dientes comienzan a salirles en los tres primeros meses de vida. En esta época comenzarás a notar una serie de síntomas desveladores. A continuación te los detallamos uno a uno para que puedas identificarlos con facilidad.

El babeo es uno de los síntomas más evidentes. Descubrirás que tu bebé babea con mucha facilidad. El babeo en sí mismo no es un problema demasiado grabe aunque puede derivar en una irritación facial. Esto puede ocurrir debido a que la piel de los bebés es extremadamente sensible y la humedad constante y el roce con la ropa puede causarles molestias e irritaciones, por lo que conviene limpiar las caritas de nuestros pequeños para que esto no suceda.

Otro de los síntomas más habituales es el de la inflamación y dolor en las encías. Resulta evidente que para que los dientes puedan salir deben atravesar las encías y estas se inflamarán y se abrirán causando bastante dolor en los bebés. Obviamente todo este proceso es bastante incómodo y nuestros pequeños pueden mostrarse bastante irritados. Es algo natural si tenemos en cuenta que se trata de un dolor constante durante días.Con el fin de tratar de eliminar estas molestias los bebés tratarán en todo momento de introducirse cosas en la boca y morderlas. Este tipo de comportamiento supone un alivio para ellos por lo que hay permitirles que muerdan algunos objetos. Por supuesto hay que tener mucho cuidado con lo que muerden y lo ideal es que se les de un paño húmedo y frío para que lo muerdan.

Otro síntoma bastante habitual es el de que los bebés pierdan el apetito y no quieran comer. Un remedio habitual a este tipo de actitud es el de darles alimentos fríos ya que estos alivian los alivian bastante. Algunas personas opinan que la fiebre y la diarrea son síntomas de la dentición en bebés, pero no es así, de forma que uno de los dos síntomas se presenta en tu bebé deberías acudir al pediatra.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario