Los collares de ámbar fueron una novedad bastante llamativa hace algunos años. Sin embargo hoy su propuesta ha quedado relegada al olvido ya que en realidad los collares no contaban con las propiedades beneficiosas que publicitaban sus anunciantes y, además, podían resultar peligrosos para nuestros pequeños. En la actualidad contamos con una alternativa mucho más indicada para nuestros bebés ya que es totalmente segura y efectiva: los collares de silicona.

A continuación vamos a analizar las principales razones por las que debemos descartar de manera inmediata la utilización de collares de ámbar y apostar por los de silicona.

La seguridad es una de las cuestiones más importantes a la hora de plantearnos adquirir nuevos artículos para nuestros bebés. Los collares de ámbar pueden resultar muy peligrosos para nuestros pequeños. El primer problema que encontramos es el relativo a su material. A pesar del nombre bajo el que se comercializan no son collares realizados en este material sino que sus cuentas están fabricadas con plástico, un tipo de plástico del que no sabemos absolutamente nada y que, por supuesto, no ha paso los controles higiénicos y sanitarios a los que todo producto infantil debe someterse. Los collares de silicona son la alternativa lógica a los anteriores ya que han pensado en todos los problemas relativos a la creación de un producto para bebés y los han adaptado a ellos. De esta forma el primer punto de mayor importancia es el del material con el que están fabricados un material pensado específicamente para estos fines ya que es el mismo (silicona alimetaria antibacetriana) con el que se elaboran los tetines de los biberones y los chupetes. Así podemos estar seguros de que estamos dándole a nuestro bebé un producto no tóxico.

Por otra parte los collares de ámbar han sido diseñados para colocarlos alrededor del cuello de nuestros bebés, algo muy peligroso ya que en un momento de descuido los bebés podrían ahogarse o asfixiarse. Por último encontramos un tercer problema en este tipo de collares y es que sus cuentas son tan pequeñas que en caso de que el collar se rompiera los pequeños podrían tragarse las cuentas de este material.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario