Tal como afirma el título que da nombre a este artículo los collares de ámbar son, y deben ser, algo del pasado. Hace varios años era bastante habitual ver a bebés y niños pequeños con collares de ámbar, o algo que al menos se asemejaba al ámbar, colgados alrededor de sus cuellos. Según los gurús que vendían aquellos artículos los collares de ámbar eran perfectos para ayudar a los bebés a superar su dolor de encías. Estos vendedores insistían en que su producto era elaborado con ámbar de la mejor calidad y que este material contenía algunas propiedades electromagnéticas que ayudaban a aliviar el dolor de encías y de cabeza de nuestros pequeños.

Sin embargo a día de hoy sabemos que todo esto no eran más que “cuentos chinos” con los que aquellos embaucadores intentaban hacerse ricos. El primer punto más importante que desmonta toda la parafernalia construida en torno a lo collares de ámbar es precisamente una de las palabras que le da nombre. Aunque parezca absurdo los collares de ámbar no están hechos de el material que las bautiza. Los collares de ámbar que se venden para la dentición están fabricados con plástico. De esta manera todas las supuestas propiedades beneficiosas con que cuenta el ámbar (que tampoco han sido demostradas de forma científica) no pueden aplicarse a estos collares. Por lo tanto al comprar alguno de estos collares estaríamos pagando una cantidad desorbitada por conseguir un pequeño collar fabricado con cuentas de plástico.

Además junto a todo esto hay que tener en cuenta que este tipo de collares eran también algo peligroso para los bebés ya que al colgárselos del cuello siempre existía un riesgo de ahogamiento.
La última pregunta que deberíamos hacernos sobre este producto es si realmente este tipo de collares eran útiles y la respuesta es no. Es cierto que cuando a nuestros pequeños les están saliendo los dientes siempre les ayuda tener algo que morder ya que gracias a la presión ejercida contra las encías están dejan de molestarlos durante un rato. Sin embargo estos collares no son indicados para este fin ya que están fabricados con plástico común que puede resultar tóxico para nuestros bebés.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario