Continuamos nuestra serie sobre los mitos relacionados con el proceso de dentición y la aparición de los primeros dientes de leche en las encías de nuestros bebés. Como recordarás en nuestro primer artículo sobre el tema expusimos que las falsas creencias en torno a esta fenómeno eran muchas y muy diversas y como puedes ver su gran número y variedad han dado lugar a una serie de artículos sobre los mismos. Recuerda que es muy importante que estés al tanto de estos falsos mitos ya que gracias a ello podrás evitar caer en malas prácticas que podrían resultar, a la larga, dañinas para la salud y la higiene bucal de nuestros pequeños.

Mito número seis: el dolor

Tal como te hemos comentado en varios de nuestros posts el proceso de dentición se alarga bastante en el tiempo ya que puede comenzar durante los cinco primeros meses y continuar hasta que nuestros pequeños tengan ya unos tres años. Algunas personas opinan que el dolor que sienten los bebés en la boca es constante. Esto no ocurre así: ¡menos mal! Sería terrible para nuestros bebés sufrir dolores constantes a lo largo de casi tres años, un auténtico suplicio. Debes saber que el dolor y molestias que sienten en sus encías no son constantes. Si te han comenzado a salir, recientemente, las muelas del juicio seguramente recuerdes lo que sentían con bastante exactitud. Había días en los que no sentías ninguna molestia mientras que en determinadas épocas, aquellas en que la muela se movía más tratando de salir, te dolía bastante. Con los bebés ocurre lo mismo. Los momentos en que sus dientes se mueven más son bastante dolorosos para ellos mientras que el resto del tiempo no notarán apenas ninguna molestia.

Mito número siete: diarrea y otros problemas digestivos

Como seguramente también sabrás existen varios síntomas vinculados a la salida de los primeros dientes en los bebés. Sin embargo la diarrea, así como otro tipo de problemas digestivos, no son uno de estos síntomas. La mayor parte de las personas opinan que sí lo son de forma que cuando esta se presenta en sus bebés no acuden al médico porque piensan que es algo normal.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario