Por fin hemos llegado a nuestro último artículo sobre la serie de mitos relacionados con la salida de los primeros dientes de leche en nuestros bebés. A lo largo de ella habrás podido observar que aún existen, en pleno siglo XXI, muchas creencias erróneas relacionadas con la aparición de los primeros dientes. Hoy te presentamos las últimas dos que son bastante graves y peligrosas ya que implican bastante riesgos para la salud de nuestros pequeños. Presta mucha atención y no caigas en falsas creencias de ningún tipo.

Mito número siete: la fiebre

Con la fiebre ocurre algo muy similar a lo que comentábamos en el último artículo sobre la diarrea. La mayor parte de las personas opinan que la inflamación de las encías puede llegar a generar fiebre en nuestros bebés. Este es un error muy habitual y conviene aclararlo. Es cierto que la inflamación en las encías puede ayudar a elevar, ligeramente, la temperatura corporal de nuestros pequeños. La palabra clave, en este caso, es ligeramente. Esto significa que aunque la temperatura ascienda unas décimas nunca puede superar el umbral que señala la aparición de la fiebre. Si a nuestro bebé le sube la temperatura hasta el punto de tener fiebre es posible que esté enfermo y la fiebre no tendrá nada que ver con los dientes. Por esta cuestión hay que vigilar al bebé y en caso de no ser capaces de hacerle bajar la temperatura acudir, de forma inmediata, al pediatra.

Mito número ocho: la higiene

La higiene es otro de los grandes temas en torno a los que existen muchas creencias equivocadas. La principal es que dado que los bebés aún no muerden alimentos sólidos no es necesario lavarles la boca. Este es un error muy habitual y problemático ya que puede derivar en grandes problemas de salud bucal en nuestros pequeños. Si no lavamos sus boquitas y sus primeros dientecitos es muy probable que les salgan caries. La aparición de las caries no tiene nada que ver con los alimentos sólidos sino con los azúcares que contienen los alimentos que les damos a los bebés y estos están presentes en cualquier tipo de leche, papillas o purés que les demos.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario