Cuando nace tu bebé, es una de las mejores experiencias del mundo y al vez una gran tarea por cumplir, si eres mamá primeriza, así que el día de hoy te daremos prácticos consejos, para el cuidado de los oídos de tu bebé.

Son sumamente sencillos de seguir y te ayudará a evitar infecciones en los oídos de tus hijos.

Así que comencemos con los cuidados que debes de tener:

  • No usar aplicadores o bastoncillos:
  • El primer consejo que te vamos a brindar es evitar usar aplicadores o bastoncillos, en los oídos de tu bebé, por lo general las primeras semanas comienzan a segregar una sustancia amarilla en sus oídos, llamada cerumen, la cual se encargará de proteger el oído de cualquier tipo de infecciones o bacterias en el ambiente que se pueda encontrar.

    Así que si está segregando mucho, puedes limpiarlos con una toallita húmeda por los bordes, para evitar que tu bebé se pueda embarrar las manos con el cerumen.

    Si eliminamos del todo el cerumen, puedes exponer a tu bebé a grandes infecciones, este es uno de los típicos errores que cometen muchas madres primerizas y en la mayoría de casos los bebés terminan enfermos, los primeros meses.

  • Baño en lugares cerrados
  • Como otro de los consejos que te podemos brindar, es bañar a los bebés en lugares completamente cerrados, cuando lo bañas sus oídos están húmedos y puede entrar alguna corriente de aire puede contraer una infección, por lo vulnerable que se encuentran sus oídos en este momento.

    Además de tomar en cuenta de no mojar los oídos de tu bebé, solo lávalos por fuera y seca inmediatamente, de esta forma evitarás cualquier tipo de infección.

  • Cubre sus oídos
  • Si vas a salir con tu bebé al médico a hacer alguna visita, procura que siempre vaya con un gorro o los oídos tapados, en este momento los oídos de tu bebé se encuentran muy sensibles y cualquier suciedad o bacteria que pueda contraer en el ambiente puedes ser grave.

    Así que siempre que vayas a salir o notes que el día se encuentre con mucho viento o un mal clima mantén siempre sus oídos cubiertos.

    Si notas que tu bebé tiene algún problema con sus oídos, visita inmediatamente al médico y nunca intentes automedicar a tu bebé, puede ser peligro.

    Esperamos que con estos consejos pueda ser más sencillo cuidar a tu bebé.

    Customer Reviews (0 comentarios)

    Dejar un comentario