La lactancia materna se ha convertido en todo un boom en lo que a la crianza del bebé se refiere. Una práctica que se realizaba por economía, ha llegado a ser una de las labores más importantes que debe realizar la madre durante los primeros meses de vida del pequeño; con campañas a internacionales auspiciadas por la Organización Mundial de la Salud, y con legislaciones en muchos países del mundo. Sin embargo aún hay madres que se niegan a realizarla.

Es importante aclarar, que los beneficios son múltiples, y van desde el desarrollo emocional del niño, hasta el beneficio físico para la madre. Entonces ¿por qué hay quienes se niegan a realizarla? En su mayoría por los problemas de columna y por miedo a perder sus bonitos senos.

Problemas en la Columna:

Si, luego del parto, el tenernos que inclinar durante largos periodos de tiempo para amamantar al bebé, nos trae indiscutibles consecuencias para la columna, pero eso se soluciona colocando al bebé en una almohada, de tal forma que sea él, quien tenga que llegar a nuestro pecho, y no nosotras las que tengamos que sacrificar nuestra postura.

Parece ser una solución muy fácil de percibir, pero a través de la historia, ha habido mujeres que buscan nodrizas, es decir otra mujer que amamante a sus hijos, para evitar este tipo de problemas. Prueba con este secreto, y verás como no te cansas de la espalda.

Mis Pechos se caerán:

Pues bien, tus pechos se van a caer de todas formas; pero si amamantas a tu bebé, tendrás menos posibilidades de padecer de cáncer mamario, ya que el funcionamiento de estas glándulas, hará que obtengas una mayor protección contra esta terrible enfermedad.

Por otra parte, está el beneficio físico y psicológico que obtiene tu hijo, pues no se está enfrentando al mundo solo, salió de tu vientre, pero tú lo sigues manteniendo, lo que le da una gran seguridad, además del nivel de comunicación que alcanzamos con él o ella, cuando estamos en ese momento; es único.

En cuanto al nivel físico de tu bebé, mantendrá sus defensas altas, debido a la cantidad de nutrientes que le transmites; tendrá una alimentación que no alterará sus procesos naturales del estómago, pues no es aconsejable someter a su aparato digestivo, a los químicos de la leche comercial y por si fuera poco, el bienestar psicológico de la cercanía con su madre, también ayudará a un crecimiento sano.

Como puedes ver, es muy alta la ganancia, tanto para ti, como para tu hijo.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario