Los primeros días de nuestro bebé son una experiencia maravillosa para nosotras, ya que nos damos cuenta de lo especial que es con solo mirarlo.

Seguramente te habrás dado cuenta de la curiosidad que le causa todo, observa su alrededor y se mantiene atento cuando escucha sonidos desconocidos.

Sin duda, los primeros días del pequeño son una etapa muy bonita en el camino de ser madre, pero  no olvides mantener las precauciones necesarias para mantener a tu pequeño sano y feliz.

Las alegrías de un bebé

Tener un hijo es más que una responsabilidad, para muchas mujeres un hijo es el reflejo de su alma y la persona más especial del mundo.

Disfrutar a tú bebé es uno de los placeres más grandes de la vida, así que no lo desaproveches y tomate un día libre para pasarlo con él.

Además disfruta de su eterna curiosidad por el mundo y redescúbrelo con él.

No te olvides de tomarle muchas fotos y guardar muchos recuerdos en tu corazón de él, recuerda que no volverá a ser tan pequeño y tierno como ahora.

Una curiosidad inexplicable

Un pequeñín es un centro de curiosidad inagotable, es decir, hasta sus manitas son causa de asombro para ellos y eso que las tuvieron 9 meses.

En esta etapa de su desarrollo hay que tener mucho cuidado con los alimentos u objetos que se introducen en la boca, ya que pueden provocarle infecciones muy desagradables.

Otro aspectos importante es la desinfección de nuestras manos al tocarlo, ya que a veces los pequeño agarran nuestras manos y se las introducen en la boca.

Otro aspecto que les causa mucha curiosidad a los pequeños es el sonido, de alguna forma raro, todo lo que suena les llama la atención.

Su primera sonrisa

Los bebés son seres que nos enamoran para siempre desde la primera vez que sonríen, ninguna madre se puede resistir al encanto y la ternura que existe detrás de la sonrisa de un pequeño.

Además la primera sonrisa de abuelito (sin dientes) es encantadora, ya que nuestro pequeño está descubriendo la felicidad y esto nos causa mucha alegría a las mamás.

Cuando sus dientes salgan su sonrisa se llenará de más brillo y también será un triste indicio de que nuestro pequeño ya está creciendo, así que aprovéchalo no dejes pasar ni un día sin darle un beso o un abrazo.

Customer Reviews (0 comentarios)

Dejar un comentario